Cómo subir de forma legal la renta a mi inquilino

abogados en Majadahonda

La normativa vigente sobre arrendamientos urbanos establece que el precio del alquiler sólo podrá actualizarse cuando se cumpla un año de vigencia del contrato. Es decir, una vez al año, según lo que hayan pactado previamente las partes implicadas. Cuestión aplicable en el caso de los contratos de arrendamiento posteriores al 6 de junio de 2013. Como bufete de abogados en Majadahonda queremos puntualizar que, en caso de no haberse previsto nada en el contrato, se puede proceder teniendo en cuenta la variación porcentual del IPC durante los últimos doce meses.

Esta última opción es, precisamente, la más utilizada en la mayoría de los contratos de alquiler, ya sea para vivienda o local comercial. Si eres el arrendador y te gustaría actualizar el precio de la renta del inmueble puedes tener en cuenta los siguientes factores:

Revisar el contrato

Aunque lo más frecuente es que el incremento en la renta se relacione con la subida porcentual del IPC, es posible que en la formalización del contrato se hayan pactado otros sistemas distintos. Una de las excepciones que puede darse, es que se trate de un contrato donde se han pactado carencias en los primeros meses. Estos casos son especiales porque la fecha de revisión no necesariamente tiene que coincidir con la firma del contrato, lo más normal es que sea posterior.

Comprueba la variación del IPC

Es muy sencillo. Esta acción puede realizarse a través de la web del Instituto Nacional de Estadística (INE). En este site no sólo podemos consultar la variación del IPC, sino que además podremos determinar el precio final de la renta tras el ajuste. Rápido y sencillo.

Comunicación por escrito

En caso de actualizar el precio de la renta, deberá notificarlo al inquilino de forma fehaciente. Sólo si se notifica por escrito el porcentaje de variación, el mismo podrá ser exigible. Además, el precio actualizado entrará en vigor un mes más tarde del aviso por escrito al inquilino.

En Fúster & Olábarri queremos destacar que el inquilino tiene derecho a solicitar al arrendador un certificado del INE donde se acredite el porcentaje del IPC. Su obtención es muy sencilla, se puede conseguir directamente desde la web de este organismo.