Cómo será la Nueva Ley Hipotecaria

abogados en Majadahonda

El 2018 nos traerá novedades en el ámbito legal, concretamente, una nueva Ley Hipotecaria. Hay muchas esperanzas puestas en esta normativa para solucionar varios de los problemas que han surgido en los últimos años. Desde abogados Majadahonda queremos comentar la redacción de este documento que parece que mejorará algunas cuestiones para el consumidor, pero que obviará otras que suscitan polémica actualmente. Todo parece indicar que la dación en pago y el hecho de que las entidades bancarias se hagan cargo de los gatos relativos a la formalización de la hipoteca no llegarán con esta modificación.

La nueva normativa entrará en vigor el próximo año y presentará novedades que abogan por la protección del consumidor. El texto preliminar se presentó hace unos meses y plasma algunas pautas que desde Europa ya se contemplan desde hace años. La justicia ha cerrado muchas sentencias en contra de la banca y a favor de los hipotecados. Quizá este haya sido uno de los principales motivos para impulsar esta reforma de la Ley Hipotecaria para corregir aquellas cuestiones que dan lugar a pleitos legales.

Algunos de los cambios van a suponer una diferencia sustancial en el bolsillo del consumidor, ya que van a proteger sus derechos y eliminar las prácticas abusivas que puedan darse en los contratos hipotecarios de algunos bancos. Entre los principales cambios está la mejora económica de una amortización parcial. Otra cuestión relevante será la facilidad para cambiar la hipoteca de entidad bancaria, una operación que hasta la fecha suponía un elevado coste para el consumidor. Esta medida supone que los hipotecados puedan aprovechar una oferta más ventajosa de otra entidad o deshacerse de un acuerdo abusivo.

Desde Fúster & Olábarri nos parece especialmente destacable otra de las novedades de la normativa que prohibirá otra práctica habitual de los bancos. Nos referimos a la vinculación de ventas con la firma de la hipoteca. Actualmente, muchos consumidores se ven obligados a firmar seguros u otros productos bancarios como condición para que les concedan la hipoteca. Existen muchos otros cambios, pero todos van en la línea de hacer las cláusulas del contrato hipotecario más transparentes y preservar los derechos del consumidor.